Como intenta sobrevivir el castrismo (III)


¿Es tan loco Hugo Chavez?

La opinión generalizada entre mucha gente es que Hugo Chávez es un gobernante desastroso y que Venezuela está sumida en un caos por su mal gobierno. Mientras más anti-chavista es la persona, su opinión de Chávez se radicaliza: es un estúpido, un vulgar y un loco que no sabe lo que hace.

Sin embargo Hugo Chávez lleva diez años controlando a Venezuela y cada vez acapara más poder. Una forma de explicar este fenómeno es responsabilizar a la oposición por estar dividida. Alguien tiene que tener la culpa de que el “loco” siga gobernando. Es un argumento cómodo. Cuando los problemas son complejos las simplificaciones están siempre a la mano.

Todavía más incompresible, en especial para los cubanos, es que Hugo Chávez se autoproclama “hijo” de Fidel Castro y su heredero político. Para nosotros Venezuela sigue el modelo que ha llevado a Cuba a la ruina. Como allí todavía existe una oposición, la situación económica es un desastre y la criminalidad incontrolable, tenemos la tendencia a creer que los días de Chávez están contados.

Es que estamos viendo la parte de la realidad que nos conviene, creemos además, que con la caída de los precios del petróleo, Chávez casi no puede mantener la subvención que sostiene a la tiranía castrista en el poder. Siempre nos ilusiona el rumor de que entre Chávez y Raúl Castro no hay química. Como si la relación entre ambos gobernantes fuera una cuestión de simpatías.

¿Una locura con un propósito?

No niego que Hugo Chávez sea un megalómano, es decir un fantasioso, presumido, jactancioso, vanidoso y maniático personaje. Chávez ha logrado mantenerse en el poder a pesar - o con la ayuda - de su megalomanía. Me inclino a pensar que gracias a ésta.

¿Por qué?


Desde el principio Chávez ha sido aconsejado por Fidel Castro. Sigue visitando Cuba con mucha frecuencia. Fidel le debe haber advertido que en Venezuela tenía que desarticular a los sindicatos opositores, como él lo hizo en Cuba. También que tenía que depurar las Fuerzas Armadas de los oficiales que no le fueran incondicionales y, neutralizar el poder de la burguesía rompiéndoles su columna vertebral hasta llevarlos a la quiebra sino lo obedecían.

Además tenía que concentrar en él mismo, los poderes tradicionales de una estructura democrática. Chávez es el presidente, el legislador y el juez. Todo lo anterior es fundamental para un ególatra, pero falta un requisito adicional que Chávez ha alcanzado gracias a su “locura”.

Cuando Chávez habla no lo hace para el porcentaje de venezolanos que prefiere una democracia, sino para los que necesitan seguir ciegamente a un predestinado o aprovecharse de él. Chávez lo ha logrado con sus payasadas y desfachatez. Sencillamente lo aman.

Ninguna tiranía populista puede gobernar si no tiene un sector de la población fanatizado. Hugo Chávez tiene en Venezuela suficientes venezolanos dispuestos a tirarse a la calle, y con el amparo de las Fuerzas Armadas, aplastar a la oposición democrática cuando ésta intente tomarlas.

Para gobernar en una dictadura no hace falta la mayoría, sino la represión, el espionaje, la vigilancia, las armas y el populacho listo para romper cabezas a quien desafié al sistema.

La receta no la inventó Fidel Castro. Había que ser un “loco” como Hitler o Mussolini, un demagogo como Castro o un payaso como Hugo Chávez para ponerla en práctica. Chávez es un “celebrity” para el porcentaje y el tipo de venezolanos que él necesita.

El castrismo le ha brindado a Chávez los consejos y la experiencia represiva y subversiva. Ha puesto a su disposición a miles de cubanos con las más variadas experiencias a su servicio, desde médicos y entrenadores de deportes hasta militares y policías políticos.

El hecho es que la tiranía castrista hoy controla –directa o indirectamente- al país con las reservas energéticas más grandes del continente y una de las más grandes del mundo. Con la ayuda de la dictadura castrista -que se hace la tonta mirando para otro lado- Chávez está a unos meses de consolidarse en el poder. Si lo logran, el escenario será muy diferente al actual. Tal vez por eso Raúl Castro está en Cuba disfrazado con piel de oveja y asistiendo a misa.

Continuará…
Leer más

Cómo intenta sobrevivir el castrismo (II)


¿Obama o Chávez? ¿Quien da más por menos?

Si en Cuba el pueblo no quiere trabajar, la corrupción es un problema incontrolable y las exportaciones están por el suelo, la tabla de salvación podría ser un arreglo con los Estados Unidos. Esto implicaría alguna concesión al gobierno en Washington.

La otra alternativa es que Hugo Chávez envíe más recursos a la isla.


Cuba difícilmente se mantiene a flote con: 1) Los dólares del turismo 2) Las remesas y envíos de los exiliados. 3) La subvención chavista.


El turismo

El ingreso turístico es frágil. Es una industria que depende de la percepción sobre el país que se tenga en los mercados de origen. En la medida en que la imagen del régimen se deteriora en el exterior, un viaje de diversión y descanso a Cuba puede dejar de ser atractivo. Con un ingreso aproximado de 2,000 millones de dólares anuales, el turismo ayuda pero es insuficiente.


Solo el ingreso del turismo estadounidense podría cambiar considerablemente la situación, y lo más importante es que amortiguaría la perdida eventual de la subvención venezolana, que es la mayor preocupación de los castristas.

Los exiliados

Las remesas y los envíos de comida, medicinas, ropa, etc., de los exiliados a sus familiares en Cuba, representa una fuente de ingresos de la mayor importancia. Los cálculos oscilan entre 800 y 2500 millones de dólares anuales.

Con la moneda convertible de esta fuente, el gobierno cubano compra en los Estados Unidos el 85% de la comida que consume el pueblo cubano; un consumo diario de alimentos por un valor de 65 a 72 centavos de dólar por persona al día. Pero este ingreso depende de disposiciones legales en los Estados Unidos. Hoy son liberales, mañana pueden cambiar. En el mejor de los casos, un aumento anual de las remesas y los envíos tampoco está garantizado.

La subvención venezolana

El volumen de la subvención y el comercio con Venezuela se calcula en unos 5,000 millones de dólares, aunque seguramente es mayor. Debe haber partidas secretas que se manejan a muy alto nivel entre los Castro y Hugo Chávez. Esta es la única fuente de ingresos que está bajo el control de los castristas, y la única que puede crecer rápida y sustancialmente.

¿Que hacer?

El gobierno cubano no tiene que hacer mucho esfuerzo para comprender que ni el crecimiento del turismo ni el de las remesas de los exilados son asuntos fáciles. Podrían mantenerse los niveles actuales, pero también pueden descender.

Como hemos mencionado, solo un acuerdo con el gobierno en Washington puede eliminar las restricciones que prohíben a los turistas estadounidenses viajar a Cuba.
Para lograrlo tendrían que contar con la ayuda del presidente Obama y el Partido Demócrata. Esto, aunque no es imposible, tampoco es fácil.

La situación política en los Estados Unidos exige a los demócratas concentrarse en temas de interés del electorado estadounidense. En el campo internacional el gobierno de Obama tiene que alcanzar algunos objetivos estratégicos importantes. El asunto cubano no forma parte del menú.


Aunque no parece, el tema de la reelección de Obama está a la vuelta de la esquina, y en una democracia el capital político hay que administrarlo con mucha prudencia. Obama, por ahora, no parece dispuesto a arriesgar el voto cubano exilado. Ha prometido no negociar con el gobierno en la isla hasta que esté decidido a respetar los derechos humanos. El turismo estadounidense es una carta muy importante en esa negociación.

Por todas las anteriores razones, la atención de la tiranía se concentra en lo que tiene en sus manos: Venezuela. Si Hugo Chávez se consolida en Venezuela no habrá quien le impida duplicar la ayuda al régimen castrista. Quien crea que Chávez no podrá hacerlo porque no tiene con qué, debería repasar los ingresos que tiene Venezuela.

A Hugo Chávez, el “heredero” de Fidel Castro, no le importa cómo vive su pueblo, él está repitiendo en su país lo que hizo su padre político en Cuba. Si ese es el precio a pagar por el control total del poder Chávez lo hará… o tal vez lo está haciendo ya.

Continuará…
Leer más

CÓMO INTENTA SOBREVIVIR EL CASTRISMO (I)

¿Democratizar en la isla o consolidar a Hugo Chávez en Venezuela?

Hace casi un mes, el domingo 24 de mayo, durante una conversación telefónica, Laura Pollán me dijo: “Huber, no van a soltarlos a todos, porque los presos son monedas de cambio”. Los acontecimientos le han dado la razón a la valiente dirigente de las Damas de Blanco.

Cada vez más el anuncio y eventual liberación de los presos políticos se perfila como una maniobra que nada tiene que ver con un cambio democrático en Cuba – aunque el gobierno de España, algunos corresponsales de prensa extranjera en La Habana y uno que otro “experto académico” aseguren lo contrario.

España no pudo convencer al bloque de la Unión Europea de cambiar la Posición Común por una política favorable al castrismo. Una liberación de presos políticos, aunque fuese parcial, podría facilitarle a España el alegato de que el diálogo entre la Iglesia y el gobierno de Cuba es el camino a seguir.

España tendría que volver a intentar un cambio de la “Posición Común”, que exige un mejoramiento de los derechos humanos en Cuba como condición a un acercamiento entre el gobierno cubano y el bloque europeo. Eso estaría por verse, porque los países europeos no son novatos a la hora de tratar con regímenes totalitarios.

Al régimen le conviene que se especule que el “diálogo” con la Iglesia Católica puede ser el inicio de un nuevo rumbo. Siempre mantendrá bajo la manga la opción de no hacer nada o de dar luego dos pasos hacia atrás. Cualquiera que sea el camino eventual que tome la dictadura, tendrá como propósito afianzarse en el poder.

Cuando se analiza el panorama general, se descubre detrás de esta cortina de humo el objetivo prioritario de la tiranía castrista: consolidar a Hugo Chávez en el poder en Venezuela. Lo demás es entretenimiento para el público y un esfuerzo para evitar que aumente el deterioro que han sufrido ante la opinión pública internacional.

Para la dictadura la situación no es nada fácil. La oposición democrática dentro y fuera de Cuba encontró en la muerte de Zapata y en el desafío de las Damas de Blanco un motivo de orgullo que en pocas semanas creó una especie de frente común
(i) . En la isla, la población rechazó la forma en que el gobierno quiso justificar ambos atropellos. El reto de Guillermo Fariñas le complicó la situación.

Respondiendo a un llamado de Gloria Estefan, ciento cincuenta mil cubanos se manifestaron en Miami en apoyo a las Damas de Blanco. El artista Andy García organizaba otra marcha en California, y grupos de cubanos en muchas ciudades del mundo también expresaron su solidaridad.

La condena de la Unión Europea, como consecuencia de la muerte de Zapata y de los atropellos a las Damas de Blanco, y en sintonía con la decisión de rechazar la iniciativa española de eliminar la Posición Común, fue otro golpe contundente para el castrismo.

A esto se sumaron dirigentes y grupos socialistas en varios países, que hicieron declaraciones denunciando estos abusos. Algunos sectores de la izquierda parecen haber comenzado a tomar distancia del fracaso de la “revolución cubana”.

No todo comenzó con Zapata. El descontento del pueblo en la isla lleva décadas … ha pasado de la queja a la crítica y de la burla al desprecio hacia el grupo gobernante. Es cada vez mayor el número de cubanos que ya no achaca al “bloqueo” la precaria situación económica en que viven. La percepción colectiva es que la crisis es producto de la rigidez del sistema, la corrupción de los funcionarios y la incompetencia de Raúl Castro.

El hecho es que el pueblo no quiere trabajar. Cuba no tiene suficiente petróleo para satisfacer sus necesidades internas, la agricultura es un desastre sin solución a la vista, las industrias se van derrumbando una por una y el financiamiento externo es nulo o muy limitado.

La cúpula en el poder nunca había tenido que enfrentarse a una situación tan negativa, a la que hay que sumar el escepticismo de los mandos medios, convencidos de que la dirigencia no tiene la capacidad ni la voluntad para buscar una solución.



(i) –hoy debilitado por la polémica sobre los beneficios del turismo estadounidense en Cuba, según fue planteado por un grupo de disidentes y refutado por otro. Ver: Lanzándole un salvavidas a Raúl Castro y DEL PARTIDO CUBA INDEPENDIENTE Y DEMOCRATICA A LA OPINION PÚBLICA

Continuará…
Leer más

La Cotorra Mecánica y Cuba Independiente y Democrática (II)


En su escrito contra el Partido Cuba Independiente y Democrática en Cuba, el agente de la Seguridad del Estado Percy Francisco Alvarado Godoy, alias “el fraile” (1), dedica un ataque despiadado a los miembros del CID en la isla y en la diatriba caracteriza de “provocación” a lo que en realidad son manifestaciones pacíficas a favor de un cambio hacia la democracia en Cuba y en apoyo a Guillermo Fariñas y a las Damas de Blanco.

En su tergiversada descripción es recurrente el escenario de vecinos que repudian y neutralizan a los “provocadores” “contrarrevolucionarios”. En realidad, han sido la policía y los agentes de seguridad quienes los han agredido.

Las intenciones del artículo son obvias. La Seguridad del Estado se está preparando para reprimir a los miembros del CID. No son conjeturas. El sábado 5 de junio el Coronel de la Seguridad del Estado, conocido como Nanden, después de haberse llevado de su casa esposado a Hugo Damián Prieto Blanco, delegado del CID en el municipio La Lisa y presidente del Frente Línea Dura y Boicot Orlando Zapata, le advirtió que van a “barrer” a todos los miembros del CID desde Oriente hasta Occidente.

Los castristas parecen no haber comprendido que eso tendrá su precio político en la isla y en el exterior. Lejos de detener al CID, lo estimularán dentro y fuera de las prisiones.

En el artículo se describe al CID en la isla de la siguiente manera:

“El 20 de mayo de 2010 contrarrevolucionarios al servicio de Huber Matos inauguraron una nueva célula en Arroyo Naranjo” “el pasado 25 de mayo de 2010, un grupo de vendepatrias, encabezados por Hugo Damián Prieto Blanco, jefe de la insignificante delegación del CID en la Habana, montó una provocación contrarrevolucionaria frente al Capitolio de la Capital, la que fue desmantelada en solo unos pocos minutos por los vecinos de las áreas circundantes, quienes repudiaron a los provocadores..”

“No contentos con ello, un grupo de cinco servidores del CID marcharon a la casa de Prieto Blanco, encabezados por Katia Sonia Martín, coordinadora del CID Región Occidental, donde fueron nuevamente repudiados por los vecinos revolucionarios del lugar.”

"La delegación de “Ciudad de la Habana, que pasó a ser encabezada por Alfredo Montanos Ramos como delegado, Raúl Parada Ramírez, como vice delegado, así como por Flores Barroto, Ernesto Rodríguez López y Niurka de la Caridad Ortega Cruz.”

“Cinco días antes, para citar otro ejemplo, un grupo de provocadores reunidos en la casa sita en calle 89 # 21410, entre 214 y 216, municipio La Lisa, recibieron “entusiasmados” un mensaje de Huber Matos, en el que los incitaba a continuar con su despliegue provocador...”

“Un día antes, Marrero La Rosa se había reunido con un pequeño grupo de contrarrevolucionarios en la Ciudad de Camagüey” “entre ellas una fundada el 2 de mayo pasado en San Juan y Martínez, en Pinar del Rio, integrada por una quincena de contrarrevolucionarios y dirigida por José Antonio Martínez, así como por Esteban Ajefe Abascal, Reinaldo Perdigón Villafranca, Jorge Luis Pérez Ramos,”

“El propio 8 de abril de 2010, se efectuó en Minas, Camagüey, una reunión de estos contrarrevolucionarios entre los que se encontraban Roberto Marrero de la Rosa y Reinaldo Villafana Villavicencio, del Ejecutivo Nacional…”

“Una semana después, el 15 de abril de 2010, otros servidores del CID en Cuba se reunieron en la vivienda de Nivaldo Amedo Ramírez, sita en la calle 2da No 6, entre Oscar Lucero y Eduardo Chivás, en el reparto Oscar Lucero, Palma Soriano, provincia de Santiago de Cuba, para supuestamente recabar ayuda a varios presos “políticos”, cuando en realidad se buscaba la forma de montar nuevas provocaciones contrarrevolucionarias”

“El 24 de febrero de 2010 fueron detenidos varios dirigentes del CID en Ciudad de la Habana, al montar una nueva provocación en las inmediaciones de las calles Hospital y Neptuno, en el municipio Centro Habana, entre los que se encontraban Carlos Romualdo Purniel Ramos, Abdel Rodríguez Arteaga, Eurides Vázquez Mallet y Aimé Cabrales Aguilar y Ricardo Santiago Medina Salabarria.”

“El 25 de enero de 2010, otro grupo de casi treinta contrarrevolucionarios formaron una célula del CID en el municipio de Centro Habana, encabezados por Ricardo Santiago Medina Salabarria, jefe del provincial del CID en Ciudad de la Habana”

“Casi veinte días antes, el 6 de enero de 2010, en horas de la noche, otro grupo de contrarrevolucionarios adheridos al CID montaron un show provocador en el parque de 21, de la barriada de Lawton, municipio 10 de Octubre...”

Estas descripciones no son todo, sino parte de la organización del CID en Cuba. Es difícil creer que cubanos que se arriesgan en esta forma a la represión de un régimen implacable, lo hacen por dinero o para salir del país como alega el agente.
Corresponde a la conducta de personas idealistas y audaces.

Quienes maquinaron este manifiesto de mentiras e inexactitudes, no se han dado cuenta de que le han hecho un gran favor a Cuba Independiente y Democrática y a todos sus miembros. Han demostrado que sus hombres y mujeres tienen capacidad de sacrificio y de trabajo. Se enfrentan a la tiranía sin odio ni violencia. Luchan por la Nueva República. Una nación solidaria con los ciudadanos más necesitados, donde se respeten los derechos humanos, se estimule el progreso y en la que los funcionarios públicos estén obligados a rendirle cuentas al pueblo.

(1) Según una entrevista en Rebelion: “Fraile”, nombre de combate de Percy, se infiltró en el ala terrorista de la criminal Fundación Nacional Cubano-Americana, la misma que tenía como plan siniestro el colocar explosivos plásticos en el Cabaret Tropicana y otras instalaciones turísticas para causar muerte y destrucción. Gracias a su trabajo se pudo descubrir y detener algunas de las acciones que los terroristas de la mafia de Miami pretendían ejecutar. Lamentablemente no se llegó a conocer todo lo que tenían planificado, puesto que Posada Carriles y sus cómplices estaban contratando mercenarios en Centroamérica para llevar adelante los atentados que tuvieron lugar en algunos hoteles de Cuba en el año 1997, los mismos que provocaron la muerte del italiano, Favio Di Celmo. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56933
Leer más

DEL PARTIDO CUBA INDEPENDIENTE Y DEMOCRATICA A LA OPINION PÚBLICA

Compatriotas, la Unión Europea exige al gobierno en Cuba una transición hacia la democracia como condición al mejoramiento de las relaciones. Esta es la esencia de la Posición Común de la Unión Europea, que el gobierno español, un aliado del castrismo, ha tratado infructuosamente de invalidar.

Con similares argumentos los Estados Unidos limitan su comercio con Cuba a la venta de alimentos y medicinas, además de prohibir a sus ciudadanos viajar como turistas a Cuba, evitando así que la dictadura se fortalezca con el ingreso de miles de millones de dólares. En los Estados Unidos también hay poderosos capitales que están tratando de que se derogue esa restricción.

Ambas políticas, la de la Unión Europea y la de Estados Unidos, han resultado de sus frustrantes experiencias con el gobierno castrista. A europeos y estadounidenses lo que les preocupa es la desgraciada situación del pueblo de Cuba. Quieren ayudar a que los cubanos disfruten de la libertad y del progreso propios del sistema democrático. Por supuesto, no les afectan en lo más mínimo las amenazas y ofensas que les lanza el grupo de tiranuelos envejecidos y corruptos que orbitan alrededor de Raúl Castro y lo que queda de su hermano.

El reciente sacrificio de Orlando Zapata, así como la represión inexcusable contra las Damas de Blanco, consolidan el criterio en Europa y en Washington de que no se puede ceder unilateralmente ante la tiranía mientras esta no dé señales de un auténtico giro hacia la democracia. La experiencia y la lógica nos indican que los cubanos demócratas debemos agradecer, apoyar y reforzar esas políticas.

En los pasados meses la oposición democrática cubana, dentro y fuera de la isla, ha alcanzado un nivel de afinidad o entendimiento tácito de gran importancia. En estas circunstancias, lo prudente es que los grupos de oposición, dentro y fuera de Cuba, calibren su actuar de forma tal que, lejos de crear un desequilibrio en esa implícita o virtual coalición opositora, la refuercen evitando acciones o planteamientos polémicos que nos enfrenten a unos contra otros.

Esto no equivale a coartar el derecho de cada persona u organización a expresar sus ideas, sino a dar prioridad a las afinidades que nos unen sobre las particularidades que nos diferencian. Tampoco implica que no podamos dialogar entre nosotros, abierta y respetuosamente, sobre asuntos de importancia estratégica para el futuro de la democracia en Cuba. Solo a través de ese diálogo podremos construir posiciones comunes que fortalezcan nuestra lucha.

Un reciente documento dirigido a un comité del Congreso de los Estados Unidos, suscrito por un respetable grupo de opositores en la isla, plantea, entre otras cosas, el apoyo a un proyecto de ley que permitiría que los turistas estadounidenses puedan viajar a Cuba, alegando que esto ayudaría a una transición hacia la democracia.

Es comprensible que, en las condiciones de aislamiento y represión que vivimos en la isla, una apertura al exterior pueda verse como positiva. Esa idea general es, probablemente, la que les ha animado a hacer tal planteamiento, sin duda con las más sanas intenciones. No obstante, si se razona en forma más detenida es inevitable concluir que una apertura de ese tipo no haría sino fortalecer a la dictadura.

Una cosa es el turismo en un país democrático, donde cada ciudadano tiene la opción de participar en esa industria con garantías legales y opciones de financiamiento, y donde un mercado laboral abierto les permite a los jóvenes múltiples oportunidades de trabajo. Otra cosa es el turismo en un país totalitario como el nuestro, donde está monopolizado por el gobierno y sus socios capitalistas extranjeros.

Todos sabemos que el turismo ha creado en nuestro país una profunda brecha social, un aumento escandaloso de la prostitución de jóvenes de ambos sexos, y la corrupción de un sector que lucra bajo el amparo de la dictadura. Está a la vista de todos nosotros que la tiranía castrista, junto con sus socios extranjeros, es quien acapara la mayoría de los ingresos en moneda convertible de los más de dos millones de turistas que llegan anualmente a Cuba, oxigenando con este ingreso su monopolio represivo y político, mientras explota a la población con salarios de hambre.

Más turistas no serán sinónimo de más libertades, ni de más comida para el pueblo, ni de más medicinas ni viviendas para la mayoría que las necesita. Mientras en Cuba no exista una democracia, más turistas implicarán más prostitución, más privilegios y más corrupción.

Por varias décadas Cuba ha recibido la visita de millones de canadienses, europeos y latinoamericanos. Lamentablemente, todos somos testigos de la experiencia real y lacerante de las consecuencias de ese turismo en nuestra sociedad. Los turistas no son embajadores de la libertad y la democracia. No lo han sido en Cuba, como tampoco lo fueron en la España de Franco, el Portugal de Salazar o la Grecia de las dictaduras militares. Los turistas viajan en busca de diversión, y se cuidan mucho de no contrariar al régimen del país que visitan. Nadie quiere pasar sus vacaciones en la cárcel.

El camino hacia la libertad de Cuba no pasa por una mayor apertura al turismo, sino por la unidad de la oposición, y por la firmeza y seriedad con que se administren posiciones solidarias, como las de la Unión Europea y los Estados Unidos. Ante la opinión pública internacional, lo que nos corresponde a los cubanos es mantenernos unidos para exigir la inmediata liberación de todos los presos injustamente encarcelados, el fin de la represión política y el inicio de una transición democrática.


Patria, Pueblo y Libertad


Por el Ejecutivo Nacional:


Roberto Marrero La Rosa Reinaldo Villafaña Villavicencio

Ricardo Medina Salabarria Katia Sonia Martin Veliz

Nivaldo Amado Ramírez Jorge Estable Rodríguez

Cesar González Figueredo Alejandro Cabrera Cruz

Liliana Bencomo Menéndez Marlene Bermúdez Sardiñas


Camagüey, Junio 14 de 2010

Leer más

Lanzándole un salvavidas a Raúl Castro

Cuando Obama llegó a la Casa Blanca cometió el error de creer que dialogando con Irán lograría que este gobierno detuviera el enriquecimiento de uranio con fines militares. También creyó que haciendo alguna concesión importante al castrismo, daría inicio a una nueva política entre éste y los Estados Unidos. Relación que conduciría a una transición política en Cuba. Resultó igualmente errado.

Hoy, después de haber perdido un tiempo valioso y después de un gran esfuerzo diplomático, los Estados Unidos han logrado que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga penalidades a Irán por haber continuado un camino que pone en peligro la paz del mundo.

En el caso cubano, al inicio de la crisis más grave de la historia del castrismo, Obama le facilitó a la tiranía recibir miles millones de dólares a cambio de nada. Esto fue el resultado de la promesa de campaña hecha en Miami para ganar el voto cubano: permitir un número ilimitado de viajes y de envíos de remesas a Cuba.

También es la consecuencia de una política inocente sobre la naturaleza del régimen castrista y de la presión de intereses creados que quieren hacer negocios con Cuba y nos venden la falsa idea de que el atajo del capitalismo es el camino del respeto a los derechos humanos en nuestro país.

La dictadura se ha beneficiado de la política de Obama, recibiendo suficientes dólares para comprar con ellos el 85% del alimento que consumen los cubanos y que se importa casi en su totalidad de los Estados Unidos. Esos ingresos le han permitido no hacer cambios estructurales y aumentar la represión contra la oposición y el pueblo. Además la tiranía se ha negado a un diálogo con los Estados Unidos para mejorar el respeto a los derechos humanos y dar inicio a una eventual transición hacia la democracia.

A pesar del evidente fracaso de la política de ceder sin recibir, fuerzas dentro y fuera del gobierno de Obama han insistido en el levantamiento del embargo. No porque crean que lo pueden conseguir. Ellos saben que no es fácil y por esa razón han apuntado a un fin más accesible, que es el de eliminar la restricción que impide a los estadounidenses viajar de turistas a Cuba.

La llegada del turismo estadounidense a Cuba es la única tabla de salvación que tiene la dictadura, ya que son muchos miles de millones de dólares. Si estos recursos no le llegan a tiempo, la cuenta regresiva no se detendrá. La urgencia del turismo de los Estados Unidos a Cuba se hace más imperiosa por la posibilidad de una crisis en Venezuela que ponga en peligro el control absoluto que Hugo Chávez tiene sobre los recursos de ese país y, en consecuencia, no pueda continuar financiando la supervivencia del castrismo.

Creer que los turistas americanos en Cuba serán una especie de embajadores de la libertad es una burla a la inteligencia. Millones de turistas han llegado a Cuba de Europa, Latinoam
érica y Canadá y el regimen sigue siendo represivo, brutal y corrupto. Los estadounidenses no hablan español, van a disfrutar de la playas, de los mojitos y de la música. Un porcentaje de ellos pagarán por sexo barato, el más barato del continente, el mismo que van a disfrutar a Cuba muchísimos turistas españoles.

Quienes apoyen eliminar esa restricción están condenando al pueblo cubano a más años de esclavitud y haciéndole a la oposición democrática mucho más caro el precio a pagar por su desafío y su sacrificio. Con toda la buena fe que puedan algunos tener, le están lanzando un salvavidas a Raúl Castro y a su mafia represora.
Leer más

La Cotorra Mecánica y Cuba Independiente y Democrática (I)

El 2 de junio apareció en el blog la Polilla Cubana un artículo de más de 3700 palabras titulado “Las “pacíficas” delegaciones del CID en la isla y sus jefes terroristas en Miami.” El autor, Percy Francisco Alvarado Godoy, es guatemalteco y agente confeso de la Seguridad del Estado castrista[1]. En su página de Facebook dice que vive en el municipio de Playa en La Habana. Es divorciado y se ha “casado doce veces”.

En la diatriba contra el CID repite, como una cotorra mecánica, los anacrónicos epítetos y amenazas que la tiranía ha empleado por medio siglo para intimidar, mandar a prisión o condenar al fusilamiento a miles de demócratas cubanos.

El mencionado personaje indica que después de cumplir su condena: “en 1980, Huber Matos fundó la organización terrorista Cuba Independiente y Democrática (CID), en Caracas, Venezuela, con el apoyo de dos partidos políticos de Venezuela: Acción Democrática y COPEI… Desde bien temprano, en 1981, se dedicó a difamar a la Revolución mediante La Voz de CID, violando a las propias leyes norteamericanas establecidas en ese país, por lo que fue sancionado por la Comisión Federal de Comunicaciones de los EE.UU. por operar sin licencia.”

Cierto, Cuba Independiente y Democrática (CID) se fundó en Caracas, Venezuela, en 1980, con el apoyo de los dos grandes partidos políticos democráticos de ese país. La prioridad el CID desde sus inicios fue enfrentar al castrismo con una estrategia de persuasión política contraria a la violencia. Planteaba la unidad de todo el pueblo cubano y rechazaba la venganza o el ajuste de cuentas. Desde hace más de treinta años el CID insiste en que las Fuerzas Armadas Cubanas tienen un papel decisivo en la transición del régimen castrista hacia la democracia. Por estas razones la actividad principal del Movimiento fueron las transmisiones de La Voz del CID a Cuba, a lo que luego se sumó el proyecto de TeleCID.

Es cierto, como dice el agente de espionaje castrista, que La Voz del CID fue perseguida y multada por el gobierno norteamericano. Por esa razón tuvo que salir de los Estados Unidos y ubicarse en un país latinoamericano. Desde allí, por diez años, transmitió las 24 horas del día los siete días de la semana. La programación fue muy popular en Cuba, donde llegó a tener miles de leales radioescuchas en toda la isla, en los precisos momentos en que se desplomaba la URSS.

En los inicios de la década de los noventa, el gobierno estadounidense parece haber llegado a una negociación con la tiranía castrista respecto al CID. Después de insistir infructuosamente con el gobierno latinoamericano que nos apoyaba para que clausurara la Voz del CID, Washington lo amenazó con suspenderle la ayuda militar a las Fuerzas Armadas si no lo hacía. Como consecuencia, la Voz del CID dejó de transmitir.

Es difícil conciliar el argumento del agente castrista de que el CID es un instrumento del imperialismo con su propia afirmación de que el CID fue multado por transmitir desde los Estados Unidos, y el hecho de que nuestras transmisiones de radio y televisión fueron terminadas por las acciones y presiones de Washington.

En cuanto a la acción del gobierno de Washington nadie debe sorprenderse, ya que todos somos testigos de la presión para cortarle los fondos a Radio y Tele Martí. En lugar de discutirse públicamente c
ómo se mejora su programación, se alega que los más de 700 millones de dólares gastados en estos proyectos no justifican la reducida audiencia que tienen en Cuba. Con un chantaje cerraron a La Voz del Cid y a Telecid, ahora le toca el turno a Radio y TV Martí.

En cuanto a los miembros del Partido Cuba Independiente y Democrática en Cuba, el articulista los describe en estos términos:

De manera abrupta y sospechosa, motivados unos por la búsqueda de un cuestionado protagonismo, tan propio de las vulgares vedettes de sórdidos espectáculos; movidos otros por la sed de dinero fácil proveniente del gobierno norteamericano y de supuestas fundaciones europeas para financiar a la traición; y, por último, esperanzados de encontrar una vía segura para lograr un “futuro próspero” en EE UU o en alguna capital de la veleidosa Europa, un centenar de aprovechadores de toda laya y oscuro pasado, se han coligado bajo la sombra del grupúsculo terrorista Partido Cuba Independiente y Democrática (CID), para venderse ante el mundo como supuestos luchadores por la libertad, creando insignificantes células en Ciudad de la Habana, Pinar del Río, Camagüey y en Palma Soriano. No estoy seguro si están en pleno conocimiento sobre quiénes son sus patrocinadores desde Miami y si conocen en realidad el tenebroso pasado terrorista de los mismos o, simplemente, hacen dejación de ello para mantener a toda costa su sucio papel de buscavidas, a costa de servir a la contrarrevolución interna.

Si nos atenemos a su descripción, parecería que la tiranía no tiene por qué preocuparse por los miembros del CID. Son un centenar de buscavidas que lo que quieren es irse del país. No saben o no les importa que los cabecillas en Miami sean “terroristas”; lo de ellos es recibir dinero y alistar las maletas. La dictadura podría montarlos a todos en un avión y resolver el problema.

Otra alternativa de la dictadura es dejar que los activistas del CID en Cuba sigan creciendo y entreteniéndose. Ellos no representan ningún peligro, porque cada vez que se reúnen los vecinos “revolucionarios” se encargan de repudiarlos y aplastarlos. Eso mejora la moral de las masas, que no anda muy bien, según ha declarado públicamente Raúl Castro.

Como el CID recibe grandes sumas del gobierno estadounidense y de Europa, mientras más buscavidas tenga en Cuba, más dinero habrá para todo el mundo. El país está en quiebra y lo necesita. Y de paso, esas cuantiosas sumas de dólares beneficiarían a la dictadura. Lo cierto es que el CID no recibe un centavo de ningún gobierno y de ninguna fundación. El CID no tiene un solo empleado en el exilio. Todo el trabajo es voluntario.

Continuará…



[1] Según una entrevista en Rebelion: “Fraile”, nombre de combate de Percy, se infiltró en el ala terrorista de la criminal Fundación Nacional Cubano-Americana, la misma que tenía como plan siniestro el colocar explosivos plásticos en el Cabaret Tropicana y otras instalaciones turísticas para causar muerte y destrucción. Gracias a su trabajo se pudo descubrir y detener algunas de las acciones que los terroristas de la mafia de Miami pretendían ejecutar. Lamentablemente no se llegó a conocer todo lo que tenían planificado, puesto que Posada Carriles y sus cómplices estaban contratando mercenarios en Centroamérica para llevar adelante los atentados que tuvieron lugar en algunos hoteles de Cuba en el año 1997, los mismos que provocaron la muerte del italiano, Favio Di Celmo. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56933

Leer más

CON TODOS Y SIN EXCLUSIONES

En la actualidad se produjo una adecuación entre el aporte original de Marx y su dictadura del proletariado y la actual dictadura del propietariado que llevan adelante los autócratas verdeolivo. Ellos como es de público conocimiento son propietarios de una Isla y del destino incierto de los isleños. Del comunismo original marxista y pro soviético se han deslavado hacia otras opciones más convenientes.


En Cuba funciona un capitalismo de estado cruel y eminentemente nepotista. Hoy andan atareados desembarazándose del obsoleto socialismo real de aliento soviético, para caer en algo más de su gusto, que tiene de Franco, de Mussolini y algo de populismo en el alma. Se pretende dejar atrás los malos recuerdos y repartir las joyas de la corona y la poca riqueza nacional que aún no han destruido, entre sus descendientes y miñones.


El propietariado verdeolivo en Cuba, al cabo de más de 50 años de ejercicio irrestricto del poder, sostuvo conversaciones con el cardenal Jaime Ortega Alamino. Presionado por el martirio de Orlando Zapata Tamayo y la entereza y el valor moral de las Damas de Blanco y sus hermanas de apoyo, el régimen cubano cayó en una espiral, que lo cubrió de oprobio.


Raúl Castro sostuvo conversaciones con Jaime Ortega y el castigo impuesto a los miembros del Grupo de los 75 y a sus familiares, consistente en desterrarlos a muchos kilómetros de sus lugares de residencia en prisiones situadas en lugares de muy difícil acceso, cesará.


Ya se produjeron los primeros traslados y se espera que el proceso no concluya hasta que el último de los miembros del prestigioso Grupo de los 75 sea instalado en una prisión cercana a su lugar de residencia y además, en los casos en que esto se imponga, se brinde una adecuada asistencia médica hospitalaria a quienes lo necesiten. Esta es una excelente noticia, pero la mala es, que aún guardan prisión más de un centenar de presos políticos que eventualmente no resultarán beneficiados con los resultados de las más recientes conversaciones Iglesia-Gobierno.


El único factor civil reconocido por el propietariado en el poder, con el que no sostiene de forma pública afinidades políticas, es la iglesia católica. De ahí que sea el interlocutor que se ven obligados a reconocer si les aprieta el zapato. En este momento les aprieta mucho, caminan con zapatos incómodos y dentro de ellos, la piedra que les atormenta, esgrime gladiolos y pide libertad.


En fin, los traslados y el ingreso de los prisioneros de conciencia más necesitados del Grupo de los 75 en centros asistenciales, está bien. Pero no puede olvidarse, que uno de los platos fuertes nacionales, es la excarcelación incondicional de todos aquellos que nunca debieron ser encarcelados. Se trata de una amnistía total que abarque a los más de 190 encarcelados por motivos políticos y de conciencia. Con todos, para el bien de todos y sin exclusiones.


Primavera Digital, Editorial 120
Leer más

A la sombra del Cardenal


Las conversaciones entre Raúl Castro y los representantes de la Iglesia Católica sobre la libertad de los presos políticos dieron origen a especulaciones acerca del inicio de una etapa de flexibilización del régimen imperante en Cuba. El periódico oficial Granma, al informar acerca de estas reuniones, puso en evidencia el interés oficial en alimentar tales conjeturas.

Como resultado de esas conversaciones, se informó que las Damas de Blanco podrían desfilar por la Quinta Avenida. Desde entonces las turbas “espontáneas”, vulgares y violentas, parecen haber desaparecido del escenario habanero como por arte de magia.

Un desfile por la Quinta Avenida, una zona de extranjeros y embajadas, alejada de los cubanos de a pie, es una ventaja para la tiranía. Da una impresión de tolerancia, mientras evita que las Damas de Blanco entren en contacto con la población. Entretanto, en otras partes de la isla, con menos exposición a la prensa extranjera, el acoso ha continuado.

Como parte de las negociaciones, la dictadura condicionó la liberación de un grupo de presos a que las Damas de Blanco desfilaran sin las Damas de Apoyo; éstas son cubanas que no tienen presos en las cárceles, pero acompañan a las primeras por solidaridad. El chantaje fue rechazado por las Damas de Blanco. La tiranía teme que a las Damas de Apoyo se sumen más mujeres del pueblo.

Para demostrar flexibilidad se anunció que los presos enfermos serían trasladados a hospitales – donde debían estar- y llevados a sus provincias de origen. En un país donde el salario promedio es de $17 mensuales y el transporte es un desastre, mantener a los presos en otras provincias ha sido parte del castigo contra ellos y su familiares.

Se trata de concesiones limitadas y condicionadas, contra un telón de fondo de represión y tiranía.

Los apologistas del castrismo fuera de Cuba, como el Canciller español Miguel Angel Moratinos, han utilizado esta maniobra de Raúl Castro con la Iglesia para insistir en que esta es la política correcta para lograr concesiones, en lugar de la presión y las penalidades. Si algo demuestra la presente circunstancia es lo equivocado que está el gobierno español.

Si no hubiera sido por el sacrificio de Orlando Zapata, la disposición de Guillermo Fariñas de entregar su vida por la libertad de los presos y la determinación de las Damas de Blanco, la tiranía no se habría sentido en la necesidad de montar un espectáculo para prometer limitadas concesiones a un pequeño grupo de presos enfermos.

Nadie en el mundo que se considere un demócrata debe aceptar otra cosa que la liberación de todos los presos políticos cubanos, la eliminación de la represión policiaca y la revisión de las causas de todos los demás presos. Exigir menos que un Estado de Derecho en Cuba es una burla al pueblo cubano y equivale a hacerle el juego a la tiranía.
Leer más

Seguidores

Mensajes

ok

Follow me on Twitter

Archivo del Blog

Snap Shts

Get Free Shots from Snap.com