viernes, 14 de marzo de 2014

Obama…quizás



La Presidencia de los Estados Unidos es un trabajo difícil.  No hay título universitario o inteligencia que garantice el éxito. O se tiene experiencia o se aprende de crisis en crisis. Cuando Obama termine su segundo y último periodo en la Casa Blanca habrá tenido el suficiente fogueo para llegar a ser un excelente Presidente, pero entonces será muy tarde. 

Una muestra del aprendizaje del actual mandatario es la crisis en Ucrania donde  las tropas rusas han invadido a Crimea y amenazan el resto de Ucrania.  Obama llegó a la Casa Blanca creyendo que él podía tener una relación de alto nivel y de buena comunicación con Vladimir Putin.  Presunción que este ex coronel de la KGB soviética  parece haber interpretado como debilidad de carácter del Presidente.

Putin no se habría atrevido a ordenar esa operación si el Presidente hubiera sido un Teddy Roosevelt o un Ronald Reagan.  A ninguno de los dos lo habría intimidado la matonería del autócrata ruso a pesar de que los Estados Unidos eran entonces una nación con mucho menos poderío económico y militar que hoy.  Ambos sabían que el temor y la prudencia excesiva   provoca  el abuso y  la violencia de parte de los enemigos de la libertad. 

Con Ronald Reagan o Teddy Roosevelt en la Casa Blanca los octogenarios hermanos Castro no se habrían arriesgado a  tomar de rehén a un ingeniero estadounidense –Alan Gross– y condenarlo injustamente a 15 años prisión con el fin de chantajear a Washington. Tampoco habrían tolerado que oficiales de las fuerzas armadas y de los servicios de inteligencia cubanos ayudaran a los chavistas a dominar Venezuela aniquilando su democracia.  Venezuela es la cabeza de playa de la invasión antidemocrática en  toda Latinoamérica.

Obama no es cobarde, está aprendiendo su trabajo y el caso de Venezuela le ofrece una oportunidad de poner en práctica lo aprendido hasta el momento.  En primer lugar tiene que hacerle saber a los gobiernos latinoamericanos que los Estados Unidos tiene intereses en Latinoamérica  a los que no va a renunciar y que por principio y por conveniencia van a defender la democracia en Venezuela sin ambigüedades. 

Las recientes declaraciones del Secretario de Estados John Kerry parecerían apuntar en esa dirección.  Ha dicho que − los Estados Unidos estaría dispuesto a sancionar al gobierno venezolano - pero que prefieren evitarlo para no perjudicar la delicada situación económica en ese país.   El problema es que es un mensaje que puede ser interpretado como una decisión en cualquier dirección.  Mientras tanto el aparato de represión castrochavista no descansa un minuto en su propósito de desarticular brutalmente las protestas de los venezolanos.

El gobierno estadounidense no debe dejar en manos de los gobernantes de la región el freno a los atropellos de lo que queda de  democracia en Venezuela y debe hacérselos saber claramente.  La mayoría de los gobernantes latinoamericanos  participaron recientemente en Cuba en una reunión de la CELAC en la que demostraron que no tienen interés ni voluntad en defender la democracia de ningún país de la región.  La mayoría acaba de descartar la solicitud de discutir
en el seno de la OEA la violación en Venezuela de la Carta Democrática Interamericana.
 
Obama  tiene dos opciones: Una, parecer que hace y en definitiva no hacer nada para salvar a la oposición democrática venezolana. Dos, poner en práctica sus experiencias y usar la influencia en el mundo y los recursos de su poderosa nación para asegurarse que esa democracia sobreviva en una nación donde demócratas y chavistas puedan contar con medios de información libre, donde tengan garantizados el respeto a sus derechos y estén libres de intromisión extranjera, específicamente la castrista.

Obama no ha podido lograr la paz en Afganistan, Iraq, Siria y Libia. No pudo salvar la democracia en Egipto, ni alcanzar un entendimiento entre palestinos y judíos.  El problema nuclear iraní parece escapársele de las manos y sus relaciones con Rusia empeoran con el tiempo.  Quizás Venezuela y Cuba, que son problemas mucho más sencillos, le permitan al presidente estadounidense ser recordado como el hombre que salvó la democracia en Venezuela,  devolvió al pueblo cubano su libertad y salvó al continente de un futuro incierto y peligroso.  Quizás.


Artículo de Patria Pueblo y Libertad
 

Regresar al blog CubaCID
  
 Regresar a página central CubaCid.org

5 comentarios:

MSc. Jorge Poveda dijo...

Huber : este planteo prefiero tomarlo como una broma que algo en serio. EUA no ha mirado nunca hacia su traspatio.Lo supimos quienes allí vivimos ,simplemente recordando el contenido de los periódicos . Lo sabemos quienes vivimos ahora en Latinoamerica y leemos en la prensa los denodados esfuerzos norteamericanos en otras regiones del globo en donde tienen intereses estratégicos,comerciales y políticos mas profundos, no en América Latina. Lo sabemos simplemente haciendo memoria de como -groseramente EUA siempre confundio movimientos nacionalistas con movimientos marxistas..hasta que llegaría el punto en que cuando llegaron los movimientos marxistas solo supo resolverlos en países pequeños,no en países grandes o estratégicos. En paises latinoamericanos chicos con invasiones. En los grandes y estratégicos virando la vista hacia otra parte . El caso de Cuba y el episodio denominado de ¨los misiles¨enseñaría a USA los dientes del oso soviético y caer en una III Guerra Mundial era insensato si había un enfrentamiento de tal naturaleza. En las actuales circunstancias tanto ha virado los ojos EUA respecto de Venezuela que ahora no se trata solo de ese país sino del eje al cual esta adscrito: Cuba- Iran-Korea del Norte-China-Rusia-Brazil y prácticamente todos los llamados países del
Alba y por lo visto los países del CELAC, incluyendo a Costa Rica. En tales muy especiales circunstancias Obama permanece en quietud,amarrado por el Premio Nobel de
Paz ,como consciente de que un enfrentamiento nos llevaria a las puertas de una Tercera y de paso Ultima Guerra Nuclear,pues seria iluso pensar que van a resolver el diferendo a punta de saliva o de armas convencionales.

14 de marzo de 2014, 15:23
MILADY GOMEZ dijo...

Venezuela y Cuba seguiran sin democracia, porque de Obama no podemos esperaenada.

14 de marzo de 2014, 17:12
Huber Matos Araluce dijo...

Jorge no he planteado una broma sino un escenario. No digo que esto es lo que va a suceder. Lo que si he afirmado es que Obama no ha tenido experiencia en manejar este tipo de problema y que ha fracasado en casi todas las iniciativas de politica exterior.

Tampoco en ese posible escenario planteo como Obama va a resolverlo. Digo que usando la influencia de los Estados Unidos y el poder. Me cuide mucho de no indicar ninguna medida. Creo que tiene formas da atornillar a Maduro sin usar las armas pero me cuido de no sugerir ninguna.

Hay que leer en un escrito lo que esta escrito no lo que uno se imagina que esta escrito.

Saludos

14 de marzo de 2014, 19:30
Huber Matos Araluce dijo...

Esto respondio el General Kelly, jefe del Comando Sur en el Senado acerca de los militares en Venezuela: Por su lado, el senador demócrata por Florida, Bill Nelson, preguntó al jefe del Comando Sur qué efecto tendría entre las fuerzas armadas venezolanas si el Senado aprobara un proyecto de ley que sancione los responsables de violaciones de derechos humanos Venezuela. "Los militares allí, según hemos sabido, están viendo y esperando. Diría que mientras más se pueda restringir su libertad de movimiento o sus cuentas bancarias en otras partes del país, más efecto tendremos en su manera de pensar sobre el futuro", ha contestado Kelly.

14 de marzo de 2014, 19:37
MSc. Jorge Poveda dijo...

Mi interés no es polemizar,menos con un amigo al que aprecio. Solo he escrito lo que yo decodifico del escrito.Por eso he colocado al inicio:¨ este planteo prefiero tomarlo como una broma que algo en serio". Y doy mis razones. Si mis razones no son de recibo por tu parte,siguen siendo reales para mi. Un abrazo, Jorge

15 de marzo de 2014, 12:31

Publicar un comentario

Seguidores

Mensajes

ok

Follow me on Twitter

Archivo del Blog

Snap Shts

Get Free Shots from Snap.com