lunes, 21 de febrero de 2011

La revuelta popular en Cuba

Foto cortesía de Rolando Pulido


Una revuelta popular es posible en cualquier país en que haya un régimen sin legitimidad e incapaz de canalizar las aspiraciones del pueblo. Cuba no es una excepción. Es cuestión de circunstancias.


Nadie discute que los jóvenes cubanos quieran emigrar, que la mayoría de la gente tenga miedo y que el escepticismo y la doble moral prevalezcan en muchos.


Con esos argumentos no se puede refutar la transformación de la conducta de un individuo cuando se integra a un grupo que ha perdido los frenos. Las multitudes tienen su psicología propia. La historia presenta muchos ejemplos.


No se puede descartar la potencialidad revolucionaria de un pueblo argumentando características o circunstancias que pueden cambiar en cuestión de horas o días como resultado de sucesos imprevisibles. El asesinato de Jorge Eliécer Gaitán Ayala el 9 de abril de 1948 desató una violencia que cambió la historia de Colombia.


Podemos comparar a Cuba con Egipto, Bahrain, Libia, Tunez y Yemen señalando las diferencias con Cuba. Esto no nos llevará muy lejos. Las hay entre esos países vecinos. Lo determinante es que en todos ellos, incluso en Cuba, hay gobiernos anacrónicos e impopulares.


El grupo que controla el poder en Cuba está convencido de que, si no controlan inmediatamente cada demostración de descontento, una protesta pequeña se puede convertir en una marea humana.


Por eso han lanzado contra Reina Tamayo Zapata turbas oficiales, la policía, la seguridad del estado y hasta el ejército. Por la misma razón han lanzado a los esbirros contra Yoany Sánchez y su esposo. También vigilan y han agredido a las Damas de Blanco. Por la misma razón asedian constantemente a los hombres y mujeres del CID en toda la isla.


Semana tras semana tenemos noticias de arrestos en Cuba. Es el régimen aplicando el freno para evitar que el descontento popular encuentre un motivo y en lugar de arrestar a cuatro o cinco personas tengan que reprimir a cientos o a miles.


En Cuba sí es posible una revuelta popular. El régimen sabe que camina sobre el filo de una navaja. Un día los sumisos cubanos pueden actuar heroicamente. Si algo caracteriza la historia de Cuba es su heroísmo ante difíciles circunstancias.


Esperar que el pueblo cubano actúe la semana que viene como lo hizo ayer el egipcio y hoy el libio es un error y también una injusticia. Los cubanos tenemos todavía que trabajar muy duro y muy inteligentemente para que la perseverancia rinda frutos.


La tarea a seguir no es llamar a una revuelta popular desde el exilio sino asegurarnos de que el día que esta suceda tenga posibilidades de éxito. La tarea no es debatir el cuándo sino el cómo y que nos corresponde a nosotros hacer ahora y en ese momento.

3 comentarios:

Huber Matos Araluce dijo...

Cultivamos Una Rosa Blanca esta de acuerdo con el comentario del CID



"La tarea no es debatir el cuándo sino el cómo y que nos corresponde a nosotros hacer ahora y en ese momento." Asi como el punto 8: "Creación inmediata de la Comisión Electoral Nacional, encargada de pautar y supervisar el proceso de institucionalización democrática que devolverá el pueblo el ejercicio de su soberanía"

Es por eso que Cultivamos Una Rosa Blanca ha sugerido el proyecto a llevarse a cabo por una entidad academica, no politica, "Quienes Somos y Donde Estamos" para realizar un registro de toda la diaspora cubana regada por el mundo entero, como primer paso hacia un proceso electoral y demandar de la comunidad internacional el apoyo para unas elecciones justas y libres hacia una nueva Republica de Cuba democratica
Cultivamos Una Rosa Blanca agradece inmensamente el apoyo que nos brindo el Coronel Huber Matos para este proyecto en dias pasados en su casa de Miami.



Un abrazo cubano



Marta Menor
Cultivamos Una Rosa Blanca

21 de febrero de 2011, 16:52
Lazaro Gonzalez dijo...

y los 3 mil y picos de ciber protestantes que convocaron un levantamiento para hoy donde estan?

21 de febrero de 2011, 18:51
Anónimo dijo...

CUBA DEMOCRACIA Y LIBERTAD ¡YA!

Si como es cierto que la Revolución para la libertad y democracia del pueblo cubano, no se puede hacer desde dentro de Cuba por que la férrea dictadura de los hermanos Castro lo impedirán siempre con la represión más perversa que puede existir, entonces hay que hacerla desde fuera.
Al cubano que quiera prosperar y salir de la miseria y pobreza eterna que es lo único que le ofrece la dictadura de los hermanos Castro, solo le queda el camino de la emigración, normalmente ilegal y clandestina.
Así, un tercio de la población cubana, ya está en el exilio, en el extranjero, trabajando y procurándose una vida prospera y parece que ya solo miran hacia su futuro, sin acordarse de sus hermanos que han dejado atrás en Cuba.
Si todos los millones de cubanos que hay en el mundo, se unieran en una asociación o fundación internacional y aprovechando los actuales avances tecnológicos de comunicación, comenzaran con movilizaciones, con el lema: CUBA DEMOCRACIA Y LIBERTAD ¡YA! de tal forma que todos los días estuvieran en todos los periódicos y medios informativos a nivel mundial, seguro que conseguían resultados de forma rápida.
La Fundación CUBA DEMOCRACIA Y LIBERTAD ¡YA! Necesita una organización, que actualmente no se hace por desidia, ya que los millones de cubanos que hay repartidos por el Mundo libre lo pueden hacer, de tal forma que puedan estar presentes, siempre de forma legal y pacifica, en las principales convenciones políticas Mundiales, en la Comunidad Económica Europea, en el Parlamento Europeo y sobre todo en Las Naciones Unidas.
Con la gran fuerza de las pruebas evidentes de lo que esta pasando en cuba, esta Fundación seguro que consigue que todos los Países del Mundo libre y bajo Resoluciones de Las Naciones Unidas, se tomen las medidas necesarias para que los hermanos Castro y su dictadura, abandonen Cuba y pueda llegar la Democracia y Libertad y prosperidad al pueblo cubano.
Seguro que si se le diera de su propia medicina a los hermanos Castro y a sus secuaces, el éxito está asegurado.
Lo primero que hay que conseguir es privar de libertad a estos dictadores y su pandilla de inmorales sinvergüenzas, cómplices y secuaces; por Resolución de Naciones Unidas, igual que ellos están haciendo con su pueblo, cerrando todas las Embajadas, consulados o representación política de esta dictadura, en todos los países y enviando a estos embajadores que son cómplices y participes directos de nuevo a Cuba y prohibiendo salir de Cuba a todos los que forman el equipo de la dictadura, igual que ellos están haciendo con su pueblo y de la misma forma que se ha hecho con Gadafi en Libia.
Sobre Cuba habría que conseguir que Naciones Unidas forme un espacio de Exclusión aérea con un firme control de navegación marítima y aérea.
Siempre se ha dicho que el inconveniente para el pueblo cubano es que Cuba es una Isla.
Pues bien, vamos a convertir eso en una ventaja para acabar con los Costro y que triunfe la autentica revolución por la libertad y democracia para Cuba.
Cuando se vean presos en su propia cárcel que es la Isla y que solo el pueblo cubano recibe la ayuda Internacional con toda clase de suministros y dirigido por una ONG de esta Fundación, por resolución de Naciones Unidas, y vean que ya no tienen ningún poder, solo les va a quedar el camino del exilio y para el maravilloso pueblo cubano amanecerá un nuevo día con un horizonte lleno de prosperidad riqueza y bien estar social para todos.
Animo, cubanos en el exilio, uniros internacionalmente y poneros a trabajar por vuestro pueblo ya, con una poderosa revolución desde fuera de Cuba y con el único lema:

CUBA DEMOCRACIA Y LIBERTAD ¡YA!

25 de junio de 2011, 6:49

Publicar un comentario

Seguidores

Mensajes

ok

Follow me on Twitter

Archivo del Blog

Snap Shts

Get Free Shots from Snap.com