miércoles, 16 de septiembre de 2009

CUBA DONDE NO TODOS LOS REVOLUCIONARIOS SON IGUALES ANTE LA LEY

Arnaldo Feliciano Fernández de 68 años de edad, residente en calle 3ra. y Circunvalación No.26, Reparto Brisas del Oeste, Santa Clara, Villa Clara; quiere dejar narrado el siguiente suceso, sobre un accidente que tuvo:

“Bueno Guillermo, te voy a contar, lo que relataron los testigos, ya que yo tuve pérdida de conocimiento y no recuerdo nada. Muchos conocen que soy uno de los pocos cocheros que trabaja de noche y aquel día era domingo, 9 de marzo de 2008, me alquilan para el reparto José Martí, después de dejar los pasajeros en el lugar indicado, voy a salir por la calle que se dirige a la Circunvalación, frente a la escuela de Trabajadores Sociales y me impacta el sidecar marca Ural, que le da un golpe al caballo por el costado izquierdo, parte la barra de tiro del carretón y me saca a mí de él, cayendo al suelo y golpeándome fuertemente en la cabeza. Al parecer este golpe, me provoca la pérdida de conocimiento. Los ocupantes del sidecar se dieron a la fuga.

En el cuerpo de guardia del Hospital Provincial no me econtraron lesiones graves. Me condujeron a la 5ta. Unidad de policía y me tomaron declaración. En la mañana comienzo con vómitos y me llevan rápido para el policlínico Martha Abreu, los médicos de este lugar detectan fractura del cráneo. Me ingresan y permanezco del 10 al 15 del propio mes, en que paso a ingreso domiciliario en reposo absoluto.

Tiempo después me citan a la Unidad policial donde Yanet me comunica que nombre un abogado. Llevo el documento al letrado y éste me entrega un papel para que vea nuevamente a Yanet, la que entonces me informa que había concluido la medida que se me impuso.

Yo le pregunto ¿Qué medida es esa porque yo no tengo conocimiento? Usted se encontraba –me dice- en prisión domiciliaría.

Me chocan un domingo avanzada la noche, me dejan abandonado, tengo graves secuelas para lo que me queda de vida, paso seis meses sin poder laborar, sin ningún tipo de ayuda y ahora aparece que soy el infractor. Sin haber siquiera un juicio.

El caballo recibió un golpe, del cual padece. Al carretón tuve que hacerle nueva la parte delantera y yo he quedado sordo, sin olfato y con una fractura lineal en el cráneo que abarca desde la parte trasera del cerebro, pasa por sobre el oído izquierdo y llega a la sien, más de quince centímetros. Y ahora al cabo de un año, es que me vienen a retirar con doscientos pesos al mes ($8 dólares).

“Yo ganaba un promedio diario de ochenta a cien pesos ($2 dólares), esto alcanzaba para mantener la casa y comprar la comida del caballo. Si este suceso me hubiese ocurrido en cualquier otro país, me habrían pagado todos los daños más el tiempo de incapacidad. Y así dicen que aquí se respetan los derechos humanos.

Después que tanta caña corte y en tantas zafras participé. Sin contar que he puesto voluntariamente mi carretón al servicio de la Revolución, cada vez que ésta ha necesitado mis servicios. Pero al parecer el señor que me chocó es más revolucionario que yo, claro es un funcionario del gobierno”. Trabaja en el Instituto de Recursos Hidráulicos (INRH). El reside, igual que el oficial que me atendió, en San Juan de los Yeras, municipio de Ranchuelo.

Saca tus propias conclusiones.

Santa Clara, Villa Clara, 14 de setiembre de 2009.


Sucesos narrados por el comunicador comunitario Guillermo del Sol, de la Red de Comunicadores Comunitarios, por medio de Martha Beatriz Roque C.

2 comentarios:

Lori dijo...

Para quien conozca a los que gobiernan Cuba no hay nada que agregar. Es algo subreal. No existe la posibilidad legal de defensa para los más humildes, los del pueblo. Es un país donde el más fuerte es el que sobrevive, y eso que se hizo esa revolución para el bien de todos.

16 de septiembre de 2009, 14:31
Armienne dijo...

Yo conozco a una chica que violaron dos jóvenes comunistas y la que casi va presa es ella por ser gusana.
A los violadores no les ocurrió nada.

18 de septiembre de 2009, 9:47

Publicar un comentario

Seguidores

Mensajes

ok

Follow me on Twitter

Archivo del Blog

Snap Shts

Get Free Shots from Snap.com