miércoles, 2 de septiembre de 2009

Cuba: La nueva verdad sobre las viejas realidades


El analista de CNN Fareed Zakaria comentó en su programa que en Cuba no habrá papel higiénico hasta fin de año. Aunque el gobierno cubano dice que eso se debe a la crisis global, Zakaria asegura que es consecuencia del fracaso del comunismo en la isla. Comenta brevemente también sobre la crisis alimentaria y sobre problemas en la educación. El corto reportaje no menciona, ni culpa al embargo estadounidense por la situación.

Para los cubanos estas noticias no son nuevas. El pueblo en la isla lleva años padeciendo todo tipo de necesidades, mientras una buena parte de la población del planeta vive convencida de que, gracias a Fidel Castro y su revolución, la salud, la alimentación, la educación, la vivienda, la economía, la medicina y en general la calidad de vida de los cubanos es la envidia del tercer mundo y hasta de los países desarrollados.

Esa imagen no ha sido el producto exclusivo de la propaganda castrista. Es principalmente el resultado de la falta de objetividad de la prensa internacional, que por décadas no informó sobre la vida en Cuba con imparcialidad. Los medios de comunicación de Occidente se hicieron eco de las consignas de la dictadura y, a menudo, de responsabilizar más o menos sutilmente al embargo estadounidense por los problemas que no podían soslayarse.

¿Por qué lo hicieron? Son muchas las razones y merecerían un exhaustivo análisis por aparte; pero es conocido que los representantes de las agencias informativas extranjeras en La Habana siempre han tenido que pagar el derecho a su permanencia en la isla con una cuota de complicidad en sus reportajes. El que no lo hiciera era invitado a abandonar Cuba.

En su revelador libro “La Casa de Cristal”, Isabel García Zarza, reportera de Reuters que llegó a Cuba en el 2000 y permaneció en la isla durante cinco años, descubrió la terrible realidad del pueblo cubano; esa que los medios de comunicación de Occidente nunca reportaron.

Las cosas parecen estar cambiando y el video de Zakaria es una simbólica señal de los nuevos tiempos. Atribuyo esta incipiente y todavía limitada objetividad sobre el acontecer cubano a varios factores:

El colapso del sistema

Los periodistas internacionales y los medios de comunicación saben que tendrán que enfrentar el juicio de la historia cuando se derrumbe un sistema que está colapsando. Ahora se anticipan a reportar las realidades que antes evadieron y distorsionaron. El agotamiento del modelo no se puede disimular. El embargo estadounidense ha dejado de ser una excusa válida para justificar los fracasos del castrismo. Lo que queda al descubierto es un aparato represivo donde la corrupción y el favoritismo han sustituido el fervor ideológico.

Internet

Gracias al Internet, ya las grandes corporaciones informativas no tienen el monopolio de las noticias, el análisis y los reportajes en el planeta. Ninguno de esos medios puede hoy informar sobre Cuba a su manera, como lo hicieron en el pasado. Ya no es tan fácil reportar lo que dice el régimen castrista sin que la opinión de la oposición democrática sea conocida y tenga su impacto.


Entre los cientos de páginas y blogs de cubanos demócratas, que son fuentes de información en el universo digital, la de Yoany Sánchez es la más influyente. Con sus cortas y brillantes narrativas de la vida en Cuba, ha hecho saber al mundo que la vida de los cubanos no ha sido ni es la que han reportado AP, EFE, REUTER, CNN etc. ni la de los periódicos y revistas de Occidente, con pocas excepciones.

La oposición democrática

La disidencia en Cuba lleva años denunciando represión, corrupción e ineficiencia sin que nadie escuchara. Ahora parece que ha comenzado a ganar terreno informativo en el mundo. Aunque el periodismo cómplice ha tratado de descartar al exilio cubano con la conveniente etiqueta de reaccionario y pro-estadounidense, los exilados han sido una permanente caja de resonancia de las desgracias de sus compatriotas en la isla. Su esfuerzo no ha sido en vano. ASCE, la asociación de economistas cubanos en el los Estados Unidos, tiene a su haber dos décadas de estudios y análisis de la realidad cubana al más alto nivel académico.

La nueva verdad sobre las viejas realidades en la isla puede tener un impacto considerable sobre los acontecimientos en Cuba. Tal vez la voz de de la oposición democrática tenga de ahora en adelante la credibilidad que en muchas esferas y por demasiado tiempo le ha sido negada.

1 comentarios:

Armienne dijo...

Es cierto.
La prensa internacional ha traicionado al pueblo cubano ocultando la realidad y dando una falsa imagen paradisíaca de Cuba.
Hoy, gracias a la acción de los blogueros ya no la pueden ocultar más.

3 de septiembre de 2009, 11:48

Publicar un comentario

Seguidores

Mensajes

ok

Follow me on Twitter

Archivo del Blog

Snap Shts

Get Free Shots from Snap.com