miércoles, 12 de agosto de 2009

Gestos y simulación


La noticia provoca incredulidad… aunque del gobierno español podemos esperar cualquier cosa. Según informó el diario El Periódico y publicó El Nuevo Herald:

La secretaria española de Política Internacional y Cooperación, Elena Valenciano, dijo este lunes que Raúl Castro tiene que hacer "algún gesto aperturista" para que el presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero viaje a la Isla”

De acuerdo con fuentes del gobierno (español), ese gesto sólo sería posible si las autoridades cubanas dieran "algún paso, hicieran algún gesto de apertura democrática".

Valenciano opina que por ahora no se ha visto nada nuevo más allá de la "retórica revolucionaria con algunas invitaciones a dialogar con Estados Unidos".

La funcionaria insistió en la "necesidad de coger confianza" con los nuevos encargados de las relaciones exteriores en Cuba y defiende esa relación para "tener peso" en Cuba.

Pongamos todas estas cosas juntas: “algún gesto aperturista"… “algún paso, hicieran algún gesto de apertura democrática”..."necesidad de coger confianza"…"tener peso"; porque hasta ahora todo ha sido: "retórica revolucionaria con algunas invitaciones a dialogar con Estados Unidos"

En otras palabras para que Rodríguez Zapatero pueda viajar a Cuba a abrazarse con el dictador, nada más que necesita un gesto, que más bien parece una excusa, o una justificación. No es mucha la demanda, porque un gesto es un gesto y después de esto, se hace otro gesto en la dirección contraria y no ha cambiado nada.

Salvo que la visita de Zapatero le da a alguna legitimidad a la designación de dedo con la que Fidel Castro puso a Raúl en el mando; también sirve para rebajarle el status a la disidencia cubana ante la población, humillarla un poco más de lo que ya ha hecho el gobierno español.

Sin duda el gobierno de Zapatero actúa en Latinoamérica igual que hicieron los gobiernos norteamericanos con su reprobable política de apoyo a las dictaduras; política que tanto criticaron los españoles. El gobierno de Zapatero, como otros gobiernos anteriores, tiene como prioridad defender los intereses económicos de sus empresarios en Cuba. Así los españoles repiten la misma conducta que condenaron en el pasado.

Lo extraño es que además del “gesto” que necesita Zapatero, la secretaria española de Política Internacional y Cooperación, Elena Valenciano va a Cuba a “coger” confianza con los nuevos encargados de la política exterior de Cuba para ""tener peso" en el país, es decir en Cuba.

No veo realmente diferencia entre el gesto que pide el gobierno español y el de "retórica revolucionaria con algunas invitaciones a dialogar con Estados Unidos" de la dictadura. No parece ser una cuestión de sustancia de ninguna de las partes, (la castrista y la española) sino de simulación.

Tal vez si el gobierno español tuviera un poco más visión y convicción democrática, se preocuparían menos de los gestos y de coger confianza ahora, para que tengan peso con el pueblo cubano cuando en realidad lo necesiten, que no es ahora sino después, cuando Cuba sea una democracia y el pueblo cubano les pida cuentas por su complicidad durante medio siglo de dictadura.

1 comentarios:

Armienne dijo...

Es increible pero parece cierto.

13 de agosto de 2009, 8:18

Publicar un comentario

Seguidores

Mensajes

ok

Follow me on Twitter

Archivo del Blog

Snap Shts

Get Free Shots from Snap.com